Los testimonios como generadores de confianza... - GEMMA FILLOL
6012
post-template-default,single,single-post,postid-6012,single-format-standard,ajax_leftright,page_not_loaded,boxed,,select-child-theme-ver-1.0.0,select-theme-ver-3.6,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1,vc_responsive

Los testimonios como generadores de confianza…

Aunque las marcas -por pequeñas que sean- deban ser catalizadoras de emociones, provocando en tu cliente aquella sensación con la que quieres que asocien tu producto y servicio, existe una emoción que tu proyecto -sea el que sea- debería perseguir a ultranza. ¿Adivinas cuál es?

Personalmente yo soy una mujer 2.0, consumo mucha información en la red y compro productos -tanto digitales como analógicos- online. Pero en el entorno digital, no todo el mundo es como tú o como yo. Todavía hay mucho escepticismo, y difícilmente puedes conversar con tu cliente para solucionarle sus dudas u objeciones relacionadas con tu producto, cuando se encuentra en uno de sus momentos de incertidumbre antes de una compra.

Por este motivo, tu web, tu blog o tu shop debe tener un objetivo principal único: generar confianza.

¿Y es que, -confiesa- cuántas veces has abandonado un proceso de compras a medias?

En un entorno conocido y amigable, cuando alguien te recomienda un producto o servicio –imagínate a esa persona diciéndote: “sé que te encantará, es lo que necesitas.”- Las dudas difícilmente se asoman. Sin embargo, en el universo digital, esas dudas aumentan exponencialmente según vamos tomando conciencia de la decisión de compra y muchas veces la incertidumbre gana la batalla.

¿Cómo puedes convertir tu web en un espacio donde impere la confianza?

Aunque hay muchas maneras y técnicas para hacer que tu negocio sea más cercano o lo que coloquialmente diríamos “de fiar”, hoy quiero hablarte del poder inmenso que pueden generar las opiniones o testimonios de clientes en tu web. Pero, entre tú y yo, no todas las opiniones valen. Es más, hay algunas que se pasan de edulcoradas y consiguen el efecto contrario, porque el cliente no es tonto.

confidence_vf

Así que los testimonios de tu web deberían estar escritos para cubrir , al menos, uno de los siguientes objetivos:

[ico type=”icon-bullhorn”] Eliminar una objeción o duda concreta.
¿Qué es lo que tus clientes siempre te preguntan? Si hablamos de un producto, piensa en qué información podría necesitar tu cliente de manera inmediata a la hora de comprar. Por ejemplo si se trata de una tienda de ropa: ¿Cómo funcionan las tallas? En mango, años atrás incorporaron una opción social para que la compradora hablara de la prenda, me pareció brillante aunque es una arma de doble filo. Ya que normalmente se manifiesta más la gente que tiene una queja vs la que tiene un elogio, pero igualmente tu no eres mango, y eso sucede más en las grandes corporaciones.

[ico type=”icon-bullhorn”] Empatizar con las frustraciones de tu posible comprador.
Para mi este es el mejor testimonio, porque destaca la diferenciación clave de tu producto versus otros de similares, y eso es poderosísimo. Por ejemplo los productos de limpieza o de belleza se agarran mucho a este tipo de testimonio. ¿Verdad que te suenan los anuncios que empiezan con un “Yo ya había probado de todo etc…(#elfrotarsevaaacabar)”?
Normalmente

[ico type=”icon-bullhorn”] Ensalzar tu producto, tu gestión o tu trato.
Bajo mi criterio, si hablamos de una marca pequeña, en el sentido del tamaño de la empresa no de la marca, para mi el producto y la persona tienen una vinculación muy potente, porque tú acabas representando tu marca y viceversa. Así que ¿Qué le ha sorprendido de tu producto o cómo ha sido el proceso de compra/gestión o la interacción con la marca?

Para ahondar más en estas cuestiones,
y ver qué preguntas serían clave para tu negocio, cuéntame:

¿Qué es lo que tus clientes ensalzan de tu servicio o producto?
¿Y cómo crees que esto puede convertirse en confianza?

Gemma Fillol
hola@gemmafillol.com

Con más de 11 años de experiencia en el sector, experta en comunicación emocional ayuda a marcas a crear experiencias memorables mediante eventos inspiradores y estrategias de marketing y comunicación que dejan sin palabras. Formadora, Speaker y mentora de muchos proyectos en femenino es la fundadora y directora creativa de www.extraordinaria.es la comunidad de mujeres emprendedoras que quieren vivir de su talento.

4 Comments

  • Sonia Andrea Hoyos Baquero

    09.02.2015 at 19:17 Responder

    Empatizar con las posibles frustraciones seria como pensar lo que usualmente causa frustración a la hora de usar o de comprar mi tipo de producto y en que forma mi producto solucionaría esta frustracion?

    • Gemma

      09.02.2015 at 21:52 Responder

      Más bien sería de qué manera tu producto aporta un beneficio o soluciona una frustración existente en el mercado. Imagina un testimonio que diga “He probado todos los productos de alta gamma y gastado muchísimo dinero para solucionar un problema de acné, y fue testear esa crema con productos naturales y empezar a notar mejoría”. ¿Te encajaría? 😉

  • Concepción

    10.02.2015 at 08:11 Responder

    Hola Gemma,

    No lo había pensado de la manera que propones, pero creo que voy a apuntarme tus consejos. Te suelen decir que conseguir testimonios es bueno como prueba social y que mejora la confianza de los posibles clientes en tus productos, pero da la sensación como bien dices de que “cualquier testimonio sirve”, mientras sea una opinión favorable.
    Me gusta más tu planteamiento. Para el tema de contestar preguntas o dudas concretas de tus clientes y, sobre todo, si se trata de dudas recurrentes, sería posible introducir un pequeño apartado con “las preguntas más frecuentes”. Aunque obviamente si estas preguntas o dudas están resueltas con testimonios de clientes satisfechos, el mensaje es mucho más potente.

    Un saludo enorme.

Post a Comment

Uso de cookies

En Gemma Fillol EVENTS & COM se utilizan cookies para que tengas una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento y aceptando nuestra política de cookies, haz clic al enlace para más información. Gracias. plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Leer entrada anterior
El lado más oscuro de la innovación…

Estarás de acuerdo conmigo en que el verbo innovar brilla por si solo. Implica creatividad, riesgo, aportar valor... y  últimamente la...

Cerrar