¿Qué visión tienes de tu negocio? - GEMMA FILLOL
22865
post-template-default,single,single-post,postid-22865,single-format-standard,ajax_leftright,page_not_loaded,boxed,,select-child-theme-ver-1.0.0,select-theme-ver-3.6,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1,vc_responsive

¿Qué visión tienes de tu negocio?

Últimamente todas las conversaciones acaban con la misma conclusión: qué importante es conocerse y entenderse si eres emprendedora. El autoconocimiento te ayuda a tomar decisiones alineadas con tu proyecto y estilo de vida, con la visión de tu negocio.

 

El otro día, estaba hablando con una de mis clientas, y me dí cuenta que las dos hablábamos de lo mismo pero con diverso enfoque, diferenciado por el espacio de tiempo. Mientras yo me centraba en el corto, la otra no paraba de hablar de su visión a largo plazo, de lo grande que podía ser aquello…

Fue en ese momento, cuando caí en mi tendencia de ver todo a corto plazo. Orientada a la ejecución, a la acción inmediata, al paso pequeño pero firme,  y quizás me estaba perdiendo la emoción que experimenta la que ve su negocio a largo plazo y que sueña grande. La reflexión estaba servida.

 

¿Cómo miras a tu negocio? ¿Con visión de búho o de paloma?

 

La paloma no es precisamente el animal más apreciado de la jungla de asfalto, pero tener un ojo a cada lado de la cabeza, les permite tener una visión 360º de la situación. Hay muchas mujeres que tienen visión de su proyecto a un año vista, entienden perfectamente qué es lo que quieren conseguir y tienen una visión macro fantástica. Una visión que apasiona porque luce atractiva y es fácil motivarse con esta visión final de lo que van a conseguir, sin embargo les cuesta trazar un plan paso a paso de cómo llegar a él de cómo tomar acción.

 

Por otro lado, existen las emprendedoras -sin duda, yo me coloco en este grupo- que como los búhos ven exactamente lo que tienen delante, y tienen una gran comprensión del corto plazo, normalmente estas mujeres son muy ejecutoras, pero les falta esa visión a largo plazo para poder entender dónde van a llegar y la amplitud del proyecto, se quedan con un escenario micro.

 

Lo más interesante de esta reflexión es que identifiques cuál de estas dos eres tú, porque solo identificándote verás qué es lo que le hace falta a tu negocio.

 

¿Tienes visión de búho o de paloma? Aprende a mirar a tu negocio con este truco... Clic para tuitear

Puede ser que existan dos tipologías de personas, dependiendo de esta tendencia o visión inherente de tu negocio. Y no hay nada de malo en tener una u otra, pero sí es importante que sepas cuál es la tuya para poder tener en cuenta en qué tienes que poner más esfuerzo.

 

 

Si eres emprendedora búho (tendencia visión micro):

+ Pregúntate ¿Cómo ves tu negocio a 1 año vista? ¿Cuál es la emoción que te acompaña en esa visión?

+ Describe con todo lujo de detalles: ¿Cómo sería tu día a día?

 

Si eres emprendedora paloma (tendencia visión macro):

+ ¿Cuál es el objetivo de tu próximo mes?

+ Desglosa tu visión en un cronograma del mes en un cronograma semana a semana.

 

 

Me encantará saber qué tipo de emprendedora eres en los comments…
el autoconocimiento, es poder para tu negocio.

 

 

Gemma Fillol
hola@gemmafillol.com

Con más de 11 años de experiencia en el sector, experta en comunicación emocional ayuda a marcas a crear experiencias memorables mediante eventos inspiradores y estrategias de marketing y comunicación que dejan sin palabras. Formadora, Speaker y mentora de muchos proyectos en femenino es la fundadora y directora creativa de www.extraordinaria.es la comunidad de mujeres emprendedoras que quieren vivir de su talento.

No Comments

Post a Comment

Uso de cookies

En Gemma Fillol EVENTS & COM se utilizan cookies para que tengas una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento y aceptando nuestra política de cookies, haz clic al enlace para más información. Gracias. plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Leer entrada anterior
Éste es el tipo de cliente que necesitas

Hará unos tres años atrás cuando el blogging era un hobby y el boom de los cursos sobre cómo monetizarlos...

Cerrar