Information

Populate the side area with widgets, images, and more. Easily add social icons linking to your social media pages and make sure that they are always just one click away.

Blog

Gemma Fillol / EVENT MARKETING  / Y tú, ¿Solucionas o emocionas?

Y tú, ¿Solucionas o emocionas?

La pregunta es clara, la respuesta no tanto. Un producto o servicio debe cubrir una necesidad existente en el mercado, aportar valor o solucionar un problema a sus clientes.

Pero hoy en día las marcas van más allá, transmiten unos valores, despiertan simpatía (o antipatía), tienen personalidad. ¿Pregúntate porqué consumes un champú y no otro? ¿O por qué cruzas toda la ciudad para comprar ese producto que te hace sentir especial? [highlight background=’#f69180′ color=’#FFF’]Solucionar ya no es suficiente tienes que ser diferente y emocionar. [/highlight] Aunque esta tendencia podría considerarse muy propia de marcas con una gran reputación creada, tipo: un apple, un camper, un chanel,etc… hoy en día las pequeñas empresas como la tuya necesitan tener una personalidad. Porque las etéreas, las que no transmiten nada: son invisibles y tenderán a la desaparición. ¿Quién las recuerda?

El event marketing es una de las técnicas con las que dotar a tu marca de carácter. Por ejemplo, aquí te conté porqué escogí mi librería y en qué destacaba del resto.

Incluir los eventos a tu estrategia de marketing te permitirá crear experiencias, conocer a tus clientes y conectar con ellos de una manera más directa y auténtica. Y en el training Event Marketing para Marcas con Personalidad, EMMP para l@s ami@s, (QUE HOY HA ABIERTO INSCRIPCIONES Y QUE TIENE PLAZAS MUY LIMITADAS) voy a enseñarte a crear un evento RENTABLE desde cero. Acorde con tu personalidad y la de tu negocio.

solucionasoemocionas copia

Aunque no me malinterpretes, solucionar está genial. De hecho, yo ya doy por sentado que tu producto o servicio es la REleche. [highlight background=’#f69180′ color=’#FFF’]Pero aunque todos los productos deben aportar valor, emocionar no es para todos.[/highlight] Es para aquell@s que quieren ir más allá, que les encanta conectar con sus clientes, que están comprometidos con una filosofía concreta de hacer las cosas y que les apasiona lo que hacen. ¿Eres un@ de es@s?

Si nos ponemos a hablar en argot marketiniano, el Event Marketing es una estrategia de PULL, no de PUSH y esto es lo hace más interesante para tu negocio. Olvídate de los tecnicismos porque yo te voy a hablar alto y claro. Piensa en una puerta. Normalmente en esta se encuentra un adhesivo que pone empujar por un lado y tirar por el otro. Estas etiquetas, son muy útiles, porque nos eximen de hacer el ridículo o de luchar con una puerta al entrar o salir. El push (empujar) es un tipo de marketing muy efectivo, aunque un pelín agresivo. ¿Cuántos emails recibes de tu banco, de tu seguro o de tu gimnasio? El push es cuando tu banco te manda una tarjeta de crédito a casa sin pedirla. Es un marketing que funciona fantásticamente. Porque al tener ya el producto en casa, es fácil que acabes picando (momento yo confieso: a mi me ha pasado). Pero es muy agresivo e intrusivo y este es el tipo de marketing que NO voy a enseñarte. Primero porque no me interesa y segundo porque creo que crea clientes a corto plazo y a largo los pierde. Yo quiero enseñarte el marketing de pull, de tirar, de abrir la puerta y encontrarte con un mundo lleno de posibilidades nuevas. Una metodología basada en la comunicación, la empatía con tu cliente y en la honestidad. [highlight background=’#f69180′ color=’#FFF’]Tu producto o servicio soluciona, pero además quiero llevarte más allá: quiero que emociones a tus clientes mediante experiencias para crear relaciones a largo plazo con éstos.[/highlight]

 Ahora sí: un, dos tres, responde otra vez:
¿Solucionas o emocionas?

RECUERDA: este es un extracto de mi curso Event Marketing para Marcas con Personalidad, EMMP para los amigos. En este trato con más profundidad cómo crear eventos rentables que marquen la diferencia en tu sector. Aquí está TODA la info. ¡Me encantaría verte dentro!

Logo_EMMP

Sin comentarios

Deja tu reflexión

Leer entrada anterior
Cuando un email podría cambiarlo todo…

...

Cerrar