Information

Populate the side area with widgets, images, and more. Easily add social icons linking to your social media pages and make sure that they are always just one click away.

Blog

Gemma Fillol / MARKETING EMOCIONAL  / ¿Cómo introducir el placer y dolor en tu marketing?

¿Cómo introducir el placer y dolor en tu marketing?

¿Cómo introducir el placer y dolor en marketing? Cuando hablamos de marketing emocional o experiencial, y situamos a las percepciones, emociones y sentimientos en el epicentro de nuestra marca, -para establecer conexiones más profundas con nuestros clientes-, debemos comprender cómo trabajar con ellas. Y quizás el punto de partida, podría ser comprender el hecho que de que una emoción positiva tiene siempre su alter ego negativo. Es decir, el marketing emocional se mueven muy bien en el dualidad más extrema. Amor versus Odio, Esperanza versus Miedo, Placer versus Dolor.  Precisamente el placer y el dolor son una de las emociones más utilizadas en el marketing que no se ve pero se siente. ¿Por qué? Por diversas razones.

Principalmente porque mientras comprar nos da placer, y libera dopamina a mansalva por nuestra mente y cuerpo -¿sientes esa emoción que te recorre el cuerpo cuando piensas en esos zapatos que te compraste en las últimas rebajas?-, gastar dinero nos da dolor. Obviamente no estoy hablando de dolor físico, pero sí se activan en nuestro cerebro las mismas áreas del dolor como si algo nos hiriera. 

Pero sobre todo, porque este binomio dolor-placer conecta con los anhelos más profundos de tu cliente. Y la manera como te dirijas a éste, puede determinar que esa conexión se convierta en venta o no. Piensa, tú como consumidor, cuando estás en el proceso de compra de un producto o servicio, ¿persigues el placer o buscas evitar el dolor?

 

A la hora de crear una oferta atractiva debes saber bien si estás induciendo a tu cliente a una dosis de placer o a un atajo para evitar el dolor. Placer y dolor son igual de poderosos -aunque este último, vale doble-. 

 

[blockquote text=’¿Tu cliente, a la hora de consumir tu producto persigue el placer o evita el dolor?’ text_color=” title_tag=” width=” line_height=’undefined’ background_color=” border_color=” show_quote_icon=’yes’ quote_icon_color=’#f59180′ quote_icon_size=’35’]

 

La comprensión de esta pregunta o mejor dicho, de su respuesta, te ayudará a definir una estrategia de marketing comunicacional mucho más atractiva. Conectarás de una manera mucho más directa, buscando el impacto emocional, lo que yo llamo WOW. Y te ayudará a decidirte o por centrarte en el placer aportado de tu oferta, o en cómo evitar el dolor que te dará no consumirlo. 

 

Ejemplos:

 

+ EJEMPLOS DE MARKETING QUE PERSIGUE EL PLACER:

Un producto de joyería, un regalo o autoregalo, un viaje, un producto o servicio de lujo, tipo spa o delicatessen me conectará mucho mejor si se hago un link emocional directo con el placer de consumirlo. Por ejemplo, un claim que conecta con el disfrute y con el “te lo mereces”.

+ EJEMPLOS DE MARKETING QUE PERSIGUE EVITAR EL DOLOR:

+ Un curso para escalar tu negocio. ¿Estás dispuesta a seguir perdiendo dinero? Duele mucho (dinero).

+ Un plugin para tu web. En la era tecnológica quedarse parado, es ir para atrás. Duele.

+ Un programa de cocina saludable. ¿Cuántas veces has empezado una dieta y nunca la has acabado? Duele mucho (salud).

 

Obviamente cualquier producto puede conectarse con ambos lados de la emoción, pero para no confundir a tu público, y sobre todo para ser coherente con tu manera de comunicar te recomiendo que comprendas la naturaleza emocional de tu cliente y de tu producto para basar tu oferta en base a una de estas emociones o bien buscar el placer o bien evitar el dolor.

 

¿En qué momento emocional se encuentra tu cliente? ¿Con qué emoción crees que puede conectarse de una manera más directa? ¿Tienes dudas? DIS-PA-RA. 

 

Comentarios: 13

  • Rachi
    5 marzo, 2018 7:26 pm
    Responder

    Qué haría yo sin ti ??? (esto sería un ejemplo de cómo tocar a tu felicidad, verdad ???)

    En serio, gracias por tus consejos, es super fácil leerte y realmente son WOW. Me inspiras ! Aún no estoy en fase de ponerlo todo en práctica, pero estoy deseando que llegue ya el momento. Seguro que pronto nos vemos en EXTRA !

  • Ana Jmnez
    5 marzo, 2018 8:06 pm
    Responder

    ¡Interesantísimo post! Un enfoque en el que no me había parado a pensar. Tras echar la vista atrás y reflexionar sobre mis campañas de marketing creo que he perseguido ambas cosas a la vez, lo cual no sé si es un error o un acierto. Porque al fin y al cabo evitar un dolor puede ser placentero y perder un placer puede ser doloroso.

  • Ximena
    5 marzo, 2018 9:05 pm
    Responder

    ¡Gemma, como siempre das en la diana!

    En cuanto te veo en mi buzón abro tus correos porque sé que habrá algo que necesito 🙂 ¡Me EN—CAN—TA!

    Curiosamente mi cliente : embarazadas y madres recientes, se encuentran en ambas facetas dolor, placer y también miedo.
    Creo que yo intento comunicarme más desde el placer y creo que hablar desde el dolor me da miedo y me cuesta trabajo; no sé como hacerlo y no producir un efecto contrario . Aunque sé que puede ser potente… Para mi es un tema complejo porqué ahora me cuestiono y no sé si comunico desde mi placer personal pero que a nivel de makerting no impacta .

  • Sonia
    6 marzo, 2018 6:49 am
    Responder

    Gracias Gemma, a mi me gusta mas moverme en el placer, porque creo que me llegara un cliente que se valora. Pero creo que llegas a mas gente que reaccionaria en el evitar el dolor, la gente reaccionaria antes porque tenemos tendencia a conectar mas con el dolor. Es asi o no?

  • dolors
    6 marzo, 2018 9:01 pm
    Responder

    ¡Muchas gracias! Acabo de darle un cambio al botón de la home en http://www.reinventa12.com de “compra” – Ahora pienso que es demasiado imperativo, sin emoción, ni sin ánimo a sentirse uno invitado a comprar – Por un “quiero mi caja” . Sencillo, directo y muy seguro. Quizás me equivoque pero quiero conectar con ese “placer” y esa seguridad cuando uno compra sin “dolor”.

    Gracias por compartir una información tan didáctica que nos hace profesionalizarnos en todos los aspectos.

  • Tuty Tama
    8 marzo, 2018 6:05 pm
    Responder

    Súper interesante el post! Como dijeron arriba, no me había parado a pensar en este tema placer vs. dolor al momento de promover mis servicios. Soy wedding planner y la mayoría de mis mensajes han tenido la intención de evitar el dolor (evitar el corre corre, evitar el estrés, evitar perder tiempo, las peleas con la familia, con el novio) y creo que si empiezo a enfocar el mensaje en el disfrute del placer (goza de tu día, disfruta con tu gente, ten una experiencia soñada mientras planificas) a mi cliente le puede doler menos gastar en mis servicios. Gracias Gemma 🙂

  • Naileth Roxana Moreno Aquino
    16 marzo, 2018 5:08 pm
    Responder

    Gracias Gemma ¡Woao! Es lo que me nace al leer tus emails. Gracias por compartir tus conocimientos y experiencias con esa frescura y claridad, que al menos a mí, que soy nueva en este mundo y no sé nada de marketing, me resulta ameno y emocionante no solo el aprendizaje sino también la aplicación práctica.
    Me ayudas a cambiar mis esquemas, ahora después de leerte comienza mi cabeza a dar vueltas para encontrar la manera de aplicar esta visión que hoy nos propones sobre el placer vs el dolor en nuestra relación con el proceso de compra tanto como clientes como en nuestros proyectos de emprendimiento. ¡Gracias!

Deja tu reflexión

Leer entrada anterior
El principio de memorabilidad.

...

Cerrar